Make your own free website on Tripod.com
Messianic Jewish Ministries International MJM     |     Página Principal
¿QUE HAY DE NUEVO EN EL NUEVO PACTO?   |   Parasha Hashavua   |   Estudios Bíblicos   |   Sobre Mashiaj     |   El Eterno Tiene un Plan   |   Esperelo muy Pronto   |   Bat Mitzva
hvhy TIENE UN PLAN
Esta sección representa nuestra presentación de lo que creemos es el plan diseñado por el Eterno en Su misericordia e infinita sabiduría de incorporarnos en ese plan.
No debemos confundirlo con el plan de hombres...

"El que tenga oidos para oir, que oiga..."
"El que tenga oídos para oír, que oiga..."
El movimiento mesiánico, como parte del cumplimiento de profecías concerniente a la restauración, ha sido reintroducido después de haber estado ausente en la esfera de la espiritualidad por casi dos mil años.
Los primeros en demostrar su oposición al resurgimiento del judaísmo mesiánico fueron quienes habiendo por mucho tiempo ignorado las Escrituras y aceptando las directrices rabínicas sin importar que tan lejos estas estuviesen de la Torah dada por medio de Moshe en el Sinaí, no pudieron ver en Yeshua al cumplimiento de esta realidad profética. Estos vieron entonces, y aun hasta en nuestros días ven al mesianismo como la amenaza mayor a su ciega aceptación de un judaísmo carente de Torah y sumergido en una tradición lejana de la realidad vivida y experimentada por el Israel del Sinaí.
Después tenemos al Cristianismo diseminado en las diferentes denominaciones evangélicas por un lado y el catolicosmo romano pro el otro que han tratado de emular las prácticas judío-mesiánicas con el único propósito de “cristianizar” a los judíos.
Bendecimos al Eterno por habernos concedido esta oportunidad de ver “los primeros frutos” de esta restauración. Pero quienes hemos regresado a nuestras raíces hebreas de nuestra expresión y fe en Mashiaj Yeshua, hemos visto con profundo dolor y gran preocupación como el oportunismo y el egocentricismo han acaparado las esferas de este movimiento.
Este es un llamado de atención a quienes quizás estén comenzando a navegar por esta agua del mesianismo para que puedan reconocer el daño y el peligro que este hecho representa.
Lamamos su atención a tres puntos fundamentales que mantienen, y mantendrán a esta familia tan distanciada:
La deidad de Yeshua
El uso o no del Nombre del Eterno
Las Dos Casas de Israel.

La deidad de Yeshua:
Para todo mesiánico, Yeshua es el Mesías de Israel, eso no es cuestionado por nadie. Donde el problema radica es en el hecho de que para unos Yeshua es simplemente un hombre que nació con una misión, pero simplemente como un hombre que llegó a ser el Mesías. No tiene parte en la deidad y no es eterno.
Los argumentos esgrimidos por estos “eruditos” es de lamentar porque llegan al extremo de querer forzar pasajes bíblicos en áreas en donde no caben.
Quiero presentar un ejemplo.
Hay un rabino que es bien conocido en Latinoamérica que en una de sus enseñanzas presenta este argumento:
Cuando traen al paralítico ante Yeshua para ser sanado, Yeshua le dice “Tus pecados te son perdonados.” Cuando la gente protesta diciendo, ¿quien es este que se atreve a hacer semejante declaración? Yeshua les dice, díganme, que es mas fácil decir… y luego declara (Yeshua) para que vean que el Hijo del Hombre tiene potestad para perdonar pecados, le dice al paralítico: “Levántate y anda.” En este punto nuestro rabino dice, ¿Quién puede perdonar pecados? Y luego responde, todos hemos recibido esa facultad de perdonar pecados, y luego para apoyar su punto introduce el pasaje en donde la Escritura nos amonesta a perdonarnos los pecados unos a otros…
Cuando lo escuche, no podía creerlo. Si se tratara de un ignorante el error sería alarmante por ignorancia, pero viniendo de alguien que tiene mucho que aportar a nuestro movimiento por su capacidad e intelecto, lo vemos como una gran afrenta a la advertencia hecha por Rav Shaul en 2 Timoteo 2:15 “Procura con diligencia presentarte a Dios, aprobado como obrero que no tiene de que avergonzarse y que traza (usa, interpreta) correctamente la Palabra de verdad.
Sobre este tema, ya hemos escrito en la sección que titulamos "Sobre Mashiaj" en est asección presentamos un enfoque mas a fondo de este error, y periodicamente estamos agregando a esta seción aquellso pasajes y notas que consideramos neceario.
El uso del Nombre.
Muchos son los judíos mesiánicos que usan sin ningún cuestionamiento el termino HaShem (Nosotros lo usamos de vez en cuando), asi como Adonai, y otros. Ninguno de estos términos representa en ninguna forma, ni la identidad, ni la personalidad del Eterno. HaShem, es la unión de Ha (el) Shem (nombre). Escuché a alguien decir “Bendito sea el nombre de HaShem… lo que traducido sería, bendito sea el nombre del nombre…
Los que han dedicado mucho tiempo y análisis al asunto del nombre han llegado a la conclusión que el nombre Yahweh es la forma de pronunciación que mas se aproxima a las letras del tetragrámaton hvhy (YHVH).
Haciendo un análisis objetivo, uno llega a la conclusión que será un tanto difícil lograr determinar con exactitud como se pronuncia el nombre del Eterno. Lo que si podemos establecer, es que Yahweh, es la expresión que mas se aproxima a los que es el tetragrámaton. No queremos ser dogmáticos al respecto, y por lo tanto somos flexibles para dar cabida a ambas alternativas.
Sin embargo hay grupos que demonizan a quienes usan el termino YAHWEH, y otros que lo usan lo hacen con quienes no lo usan.
Las Dos Casas.
Esta situación ha creado una división que será difícil de eliminar hasta que haya una disposición a permitir que las Escrituras nos guíen y no al revés.
Para quienes no aceptan esta posición, los gentiles que aceptan a Yeshua seguirán siendo gentiles, contrario a lo declarado por Shaul en 1 Corintios 12:2, “Sabéis que cuando ERAIS GENTILES,…”
Shaul igualmente declara en Romanos diciendo  “Pues no es judío el que lo es exteriormente… Sino que es judío el que lo es en lo interior…” Rom. 2: 28-29.
Estos puntos serán temas de debates, discusiones y motivo de segregaciones entre la familia judío-mesiánica.
Nuestro llamado es a quienes están formándose, a que evalúen cuidadosamente estas enseñanzas para que no se de cabida al error.
Creo que es un deber alertar al pueblo del Eterno sobre estos peligros.
Mi pequeña contribución
Julio C. Perez
(Peretz Ben Y'hudah)